El Castúo, al mismo nivel que el catalán, el gallego o el euskera