Las dudas que puedan surgir a la hora de redactar un texto científico pueden ser resueltas con la nueva herramienta que la Real Academia de la Lengua (RAE) ha puesto a disposición del público en Internet. Se trata de la web Enclave de Ciencia (https://enclavedeciencia.rae.es/inicio), una plataforma desarrollada por la RAE y la Fundación para la Ciencia y la Tecnología F.S.P. (FECYT), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, cuyo objetivo es contribuir a que tanto la población en general como la comunidad científica y educativa en particular comprendan mejor el vocabulario científico-técnico y lo utilicen correctamente.

Por primera vez, el usuario va a tener a su disposición muy diversos materiales que la RAE dedicaba a resolver las dudas sobre el lenguaje científico y técnico. Así, con un solo golpe de ratón y haciendo uso del apartado de búsqueda, es posible acceder a los contenidos del Diccionario de la lengua española científico-técnico (DLECT), compuesto por las acepciones marcadas como científico-técnicas en el Diccionario de la lengua española de la RAE. Pero, además, la plataforma online cuenta con las aportaciones del proyecto TERMINESP de la Asociación Española de Terminología; el diccionario médico-biológico, histórico y etimológico de la Universidad de Salamanca (DICCIOMED) y el Diccionario Español de Ingeniería (DEI). Enclave de Ciencia también incorpora la Divulgateca, un espacio con los más destacados proyectos, recursos y estudios de divulgación científica financiados por la FECYT y con Precipita, una plataforma de micromecenazgo destinada a conectar a investigadores y ciudadanos y promover la participación en la ciencia

La colaboración entre las diferentes instituciones ha permitido el desarrollo de un corpus de ejemplos de uso del léxico científico-técnico, cuya base de datos proviene de tres fuentes diferentes. Por un lado, el subconjunto del Corpus del Español del siglo XXI (CORPES); formado por textos científico-técnicos; por otro, los contenidos procedentes del Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC) y, en tercer lugar, por diversos materiales de la FECYT.

Con la puesta en marcha de este servicio online, culmina un proyecto iniciado en 2018, cuando comenzó la colaboración entre la Real Academia Española y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología con el objeto de desarrollar una base de datos lexicográfica que facilitara el manejo y la comprensión del vocabulario científico-técnico.